martes, 18 de noviembre de 2008

Biotecnología alimentaria


Antecedentes sobre la biotecnología alimentaria


Durante siglos, los seres humanos han estado seleccionando, plantando y cosechando las semillas que producen los alimentos que los nutren. La demanda global de alimentos aumentó la necesidad de contar con cultivos mejorados. La biotecnología ofrece la tecnología que se necesita para aumentar la producción de las cosechas, plantas que estén protegidas naturalmente de las plagas e insectos y alimentos potencialmente más nutritivos y de mejor sabor. También se pueden apreciar los beneficios en el medio ambiente, ya que los cultivos que están biotecnológicamente protegidos contra los insectos reducen la necesidad de usar pesticidas. Los cultivos protegidos de los insectos permiten una menor exposición a los agricultores y a las aguas superficiales de los residuos químicos, a la vez que permiten el control de las plagas durante toda la temporada. Además,el tiempo, el esfuerzo y los recursos que deben aplicarse también son menores, y se preserva el suelo debido a que se reduce la necesidad de controlar las plagas.
Los cultivos que se producen aplicando métodos biotecnológicos se están transformando en componentes significativos de las cosechas en los Estados Unidos. Por ejemplo, las versiones mejoradas de las tradicionales de la soja, el maíz, la canola, la papaya y la calabaza italiana cuentan con características beneficiosas adicionales. Además, una enzima que se utiliza en la fabricación de queso y levadura se produce por medios biotecnológicos.

Nuevos enfoques para alcanzar metas antiguas


Durante siglos, los panaderos, cerveceros, viñateros y granjeros han estado usando la biología para su beneficio y modificando genes para lograr mejores panes, cervezas, vinos y quesos. Los procesos que ellos usaban se asemejan a los que se usan en la biotecnología agrícola.
Un claro ejemplo es el proceso que se utiliza para fabricar el queso. Antes de la era biotecnológica, la mayor parte del cuajo (enzima renina) que se usaba para fabricar queso, se extraía de los estómagos de las terneras. La biotecnología permitió a los investigadores aislar el gen específico que produce la renina y reproducirla en bacterias. De esta forma, gracias a que la renina se produce a través de un proceso de fermentación, se elimina la necesidad de extraerla de los estómagos de las terneras. En la actualidad, casi 50% de la renina que requiere la producción quesera se obtiene a través de este proceso de fermentación.
También la levadura que se utiliza en la fabricación del pan ha sido mejorada biotecnológicamente, se logró obtener una levadura que puede acelerar el proceso de fermentación de los panes y masas. Investigadores del Reino Unido desarrollaron esta levadura simplemente reordenando y duplicando ciertos genes de la propia levadura. Los antiguos panaderos hubieran podido lograr la misma hazaña, pero hubieran demorado muchos años más.

Método tradicional de reproducción de cultivos

Cuando se cruzan dos plantas utilizando técnicas tradicionales de reproducción, los reproductores combinan miles de genes para transferir los productos protéicos que necesitan para mejorar una o varias características genéticas. Por lo tanto, las posibilidades de que algo—por ejemplo una toxina que se genera naturalmente—se transfiera de manera no intencional son muy superiores en la reproducción tradicional que en la biotecnológica.
Para evitar la toxicidad, los reproductores dedican muchos años a cruzar las nuevas variedades de plantas con sus parientes lejanos. Cruzar significa combinar repetidas veces nuevas variedades con plantas de componentes genéticos bien conocidos. Lentamente, se va logrando diluir el impacto de todas las características genéticas no deseadas que van acompañadas de las pocas características beneficiosas.
Cuando los reproductores desarrollan nuevas variedades, se formulan dos preguntas:



  • ¿Aumentarán de manera no deseada los intoxicantes naturales al tiempo que se buscan otras modificaciones, como por ejemplo, mejorar el contenido de proteínas?

  • ¿Se podrían crear componentes tóxicos inadvertidamente en la nueva planta que se generó a partir del cruzamiento de dos plantas seguras?

La biotecnología ofrece métodos de reproducción más seguros


En términos generales, la reproducción vegetal es segura y la biotecnología puede tornarla más segura aún. La biotecnología incorpora a las técnicas de reproducción tradicional la posibilidad de mudar genes determinados, en lugar de tener que mudar miles. Además facilita la identificación de los genes y proteínas que son toxinas.
En lugar de demorar entre 10 y 12 años para reproducir las plantas por los métodos tradicionales, combinando miles de genes para mejorar un cultivo, los modernos productores pueden seleccionar una característica genética específica de cualquier planta y mudarla al código genético de otra planta gracias a la biotecnología.


Los beneficios adicionales: mejores métodos de análisis


A medida que la biotecnología mejora, los toxicólogos pueden mejorar su comprensión de cómo los intoxicantes naturales y sintéticos afectan a los seres humanos y a los animales a nivel celular. Esto significa que las pruebas de "altas dosis" que se realizan con animales de laboratorio y en las cuales se les alimenta con altas dosis de productos para evaluar los posibles riesgos a la salud humana, serán reemplazadas a ritmo constante por estudios de 'bajas dosis' en los que se analizarán directamente los efectos que tienen las sustancias objeto de la prueba sobre cultivos de células animales. Esto también significa una mayor precisión y utilidad.